miércoles, 26 de junio de 2024

Vuelos misteriosos - El misterio del avión que partió de Nueva York y aterrizó 37 años después en Venezuela

Este relato se inició en 1955, cuando el vuelo 914 de Pan American World Airways, que se dirigía a la ciudad del sol, desapareció misteriosamente y sin dejar rastro alguno. Para sorpresa de todos, a 37 años de esfumarse la faz de la tierra, según informó la agencia AFP, fue captado en 1992 en Venezuela por un controlador de vuelo llamado Juan de la Corte, cuando el hombre entabló una corta conversación con el piloto y luego este, junto con la aeronave, desaparecieron nuevamente.

 La leyenda del vuelo 914

El 2 de junio de 1955 el vuelo 914 de Pan Am despegó desde el aeropuerto John F. Kennedy con destino a Miami. Con 57 pasajeros y 4 tripulantes a bordo, el avión no tuvo problemas y, con buen clima en el aire, tenía pactado llegar a su destino en aproximadamente 3 horas.

Todo marchaba relativamente bien, pero al rato la señal de la aeronave desapareció. Parecía un accidente aéreo más, y lo lógico fue pensar que se había estrellado en algún lugar del Océano Atlántico.

Las autoridades de Estados Unidos buscaron durante meses los restos o algún rastro del avión sin tener suerte. Las familias de las 61 personas a bordo fueron notificadas de la peor noticia y recibieron una compensación económica de parte de la aerolínea,  según el Medio Daily Dot. 

 Pero en septiembre de 1992, un controlador de tráfico aéreo de Venezuela, llamado Juan de la Corte, se percató de que había aparecido en el radar un avión de la nada, sin explicación alguna. El hombre pensaba que se trataba de un error.

Al rato, vio la nave desde cerca y a medida que iba haciéndose más visible se percató de que era un McDonnell Douglas DS4 con hélices. Todo parecía muy raro, ya que era un sistema de vuelo muy viejo.

Según el mencionado medio, Juan de la Corte se comunicó con el piloto de la aeronave y éste le dijo que su vuelo estaba programado para aterrizar en el aeropuerto de Miami a las 9:45 de la mañana el día 2 de julio de 1955. En ese momento la torre de control se quedó en completo silencio.

 Pensaron que se trataba de un error del capitán y -de inmediato- la torre de control liberó la pista para que el avión aterrizara, al avión que no tuvo problema alguno para tocar suelo venezolano.

Según World News, Juan le dijo al piloto: “Sabes que hoy es 21 de mayo de 1992”, pero el capitán de la aeronave reaccionó de muy mala manera y sin esperar la autorización condujo el avión a la pista, aterrizó y minutos después despegó y desapareció del radar, nunca más se encontraron rastros de ese avión y hasta el  día de hoy nadie puede explicar lo que sucedió aquella mañana en el aeropuerto de Caracas. 

CONTROVERSIA

La controversia según el análisis de veracidad realizado por Evom (2019) sostiene que la historia comienza con una publicación del diario Weekly World News em 1985 y que tomó relevancia en 1993 y 1999 por su re publicación.

Adicional a ello, no existe otra evidencia de un accidente de un avión DC-4 de la empresa Pan Am. 

En la siguiente imagen se muestran las dos publicaciones del mismo diario en los años 1993 y 1999, donde se observa que las fotos no coinciden con el testigo ocular del caso.

Link | 1 | 2 |


En la TV : Serie de Netflix llamada Manifiesto, al respecto del caso del vuelo 914, que narra la historia de un avión que desapareció y volvió a aparecer 5 años después sin explicación alguna.

PAN AM (Wikipedia)

Pan American World Airways (más conocida como Pan Am) fue la aerolínea internacional más importante de los Estados Unidos desde la década de 1930 hasta su quiebra en 1991. Sin duda la primera compañía internacional estadounidense de preguerra, contribuyó marcadamente al desarrollo del transporte aéreo a nivel mundial mediante la inauguración de rutas pioneras transoceánicas, a través del Atlántico y del Pacífico en particular.

Sus primeras operaciones tuvieron como marco inicial el sometimiento de la compañía, el 14 de marzo de 1927, a las leyes federales del Estado de Nueva York; los servicios inaugurales estuvieron circunscritos, contrariamente a cuanto podría parecer por la proyección internacional a que se ha hecho referencia, a un contrato para el transporte de correo con el servicio de correos estadounidense. Este, que comprendía la cobertura de la ruta entre Key West (Florida) y La Habana, fue firmado el 16 de julio y exigía que el primer vuelo efectivo tuviese lugar el 19 de octubre de 1927 (o antes). Los dos Fokker F.VII que al efecto había adquirido se demoraban irremisiblemente para la fecha estipulada, por lo que se tuvo que alquilar un Fairchild FC-2 para que llevase las primeras 30 000 cartas a través del Mar Caribe (unos 150 km). El servicio inaugural de los Fokker se produjo el 28 de octubre y en él voló como navegante Ed Musick, quien tendría un destacado papel en las operaciones de Pan American con hidroaviones. 

Pan Am sufrió aproximadamente cincuenta accidentes a lo largo de su existencia, siendo algunos de ellos los peores de la historia. Sin embargo la mayoría de estos fueron parte del avance de la aviación hacia uno de los medios de transporte más seguros. 

Link | 1 |


lunes, 27 de mayo de 2024

Lince: Los testimonios de personas que afirman sobre la aparición de portales interdimensionales

Programa Al Rojo Vivo recogió el testimonio de personas que afirman sobre la aparición de portales interdimencionales en Lince. 

Vecinos de Lince contaron sus experiencias. (Wikipedia)

El noticiario internacional al Rojo Vivo emitió un reportaje sobre personas que denuncian la aparición de portales interdimencionales en el popular distrito de Lince. Para el informe, incluso, se tomó en cuenta la opinión del especialista, Dr. Anthony Choy.

La ciudadana Majema Gutiérrez manifestó que se encontraba caminando con sus amigos cuando de pronto no vieron nada ni escucharon ruidos. “Apareció un hombre con los ojos negros y pasó por encima nuestro”, manifestó.

También declaró la ingeniera Yuriko Vicente, quien dijo que el bus en el que viajaba continuaba en movimiento; pero el paisaje era el mismo.

El programa informó saber del testimonio de otras personas que dicen que los autos y casas desaparecieron, además, que vieron un extraño desierto con edificios altísimos y plateados, como si fuera una ‘ciudad del futuro.’

Portales interdimencionales en Lince: ¿Qué dijo el Dr. Choy?

El reportaje de Al Rojo Vivo también tomó la opinión del Dr. Choy sobre las versiones que afirman que hay portales interdimencionales en Lince.

“¿Qué pasaría si en otras realidades, hubieran puertas, pasadizos y comunicación en los cuales entidades que viven allá vienen para aca y la gente que esta aquí va para allá?”, se preguntó el Dr. Choy.

FUENTE:

https://trome.com/actualidad/lince-los-testimonios-de-personas-que-afirman-sobre-la-aparicion-de-portales-interdimensionales-noticia/









Publicado:

Redacción Trome

Actualizado el 27 mayo de 2024, 05.15 p.m.




viernes, 24 de mayo de 2024

SABIAS QUE??????

 Publicado por:

Toma Nota Mexico

19 de mayo a las 8:30a.m. 





Sabías qué la arquitectura inca y precolombina está directamente relacionada con la estructura de los granos de maíz. En un modelo occidental de pensamiento, uno puede juzgar las formas como irregulares, pero en un pensamiento universal, todo es una correlación entre el cosmos, la ciencia, el arte y la humanidad. " (Naturaleza fractal)

Como puedes ver, las formas de crecimiento orgánico están representadas de manera logarítmica, y el hecho de que estos bloques pentagonales, hexagonal y heptagonales coinciden con las formas del maíz.

La falta de simetría en las paredes ayuda a disipar la energía de los terremotos. Eran ingenieros increíbles. Investigadores japoneses estudiaron Machu Picchu después del terremoto de Kobe y se dieron cuenta de que estas estructuras incas no habían sido dañadas por un terremoto.

FUENTE:

https://www.facebook.com/photo/?fbid=772182931727284&set=a.412031097742471


domingo, 21 de abril de 2024

La NASA avista un objeto similar a tabla de surf desplazándose rápidamente cerca de la Luna

Historia de dw.com

Publicado: 11 de abril de 2024.



Esta imagen del Lunar Reconnaissance Orbiter muestra el orbitador lunar Danuri.

© NASA/Goddard/Arizona State University

Desde su lanzamiento en 2009 por parte de la NASA, el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) ha estado escudriñando meticulosamente cada rincón de la Luna, desvelando sus secretos con un objetivo claro: mapear su superficie en busca de zonas aptas para futuros alunizajes, recursos valiosos y fenómenos naturales singulares, como los tubos de lava. Con casi toda la superficie lunar bajo su lupa, exceptuando las sombras perpetuas de las regiones polares, el LRO ha logrado cartografiar el impresionante 98,2% de nuestro satélite.

Ahora, en una de estas misiones, el LRO capturó una imagen peculiar: un objeto diminuto, parecido a una astilla o a una tabla de surf, surcando a gran velocidad el espacio lunar. Como era de esperar, esta visión ha generado una gran curiosidad y especulación en los medios de comunicación por su "misterioso" aspecto. Sin embargo, lejos de lo que podría parecer un enigma sin resolver, la explicación es bastante terrenal y tiene que ver con una notable coincidencia espacial.

La sonda Lunar Reconnaissance Orbiter observa al Danuri

Resulta que el misterioso viajero no era otro que el Korea Pathfinder Lunar Orbiter (KPLO), más conocido como Danuri, perteneciente al Korea Aerospace Research Institute. Este aparato, que sigue una trayectoria casi paralela a la del LRO, se cruzó en el campo de visión de este último, resultando en una captura fotográfica extraordinaria que requería de una sincronización perfecta, dadas las altas velocidades a las que ambos se desplazaban, más de 3,2 kilómetros por segundo.

Esta imagen muestra Danuri en el recuadro blanco cerca de la esquina derecha de la imagen. El gran cráter en forma de cuenco visible en la parte superior izquierda tiene una anchura de 12 kilómetros.

© NASA/Goddard/Arizona State University

"Debido a las rápidas velocidades relativas entre las dos naves espaciales (unos 11.500 kilómetros por hora), el equipo de operaciones de LRO en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA en Greenbelt, Maryland, necesitó una sincronización exquisita para apuntar LROC al lugar correcto en el momento adecuado para captar una visión de Danuri, la primera nave espacial de la República de Corea en la Luna", explicó la NASA.

Corea del Sur puso en órbita su ambicioso proyecto Danuri en agosto de 2022, marcando un hito al ser su primer orbitador lunar. La misión de Danuri no es menor: está encargada de desarrollar tecnologías avanzadas, como el Internet espacial, y elaborar un detallado mapa topográfico de la superficie lunar.

Sincronización en fracciones de segundo

Para capturar las imágenes de Danuri, la LRO tuvo que realizar ajustes de sincronización al milisegundo y utilizar velocidades de obturación muy rápidas desde una altura máxima de 8 kilómetros. A pesar de estos esfuerzos, la velocidad de encuentro entre los dos orbitadores, que llegó a ser de 11.500 km/h, hizo inevitable cierto grado de desenfoque en las imágenes, haciendo que Danuri se percibiera más como un pequeño fragmento que como una nave espacial tradicional con paneles solares y una antena.

"Aunque el tiempo de exposición de la cámara de LRO fue muy corto, solo 0,338 milisegundos, Danuri sigue apareciendo borroso hasta 10 veces su tamaño en la dirección opuesta de desplazamiento debido a las altas velocidades relativas de desplazamiento entre las dos naves espaciales", aclaró la NASA.

En el pasado, Danuri tuvo la oportunidad de fotografiar la LRO.

© NASA/KARI/Arizona State University

Además de captar esta inusual imagen, la LRO ha contribuido significativamente al conocimiento lunar, desde la identificación de los restos de alunizajes fallidos hasta la interacción con el módulo de aterrizaje Vikram de la India a través de un láser.

En un interesante giro de los acontecimientos, el año pasado la cámara ShadowCam de Danuri, diseñada por la NASA, capturó imágenes de la LRO en un intercambio de roles, mostrando la parte trasera de la sonda estadounidense reflejando los rayos del sol mientras Danuri sobrevolaba a aproximadamente 18 kilómetros de altura.

Felipe Espinosa Wang con información de la NASA y Universe Today.

FUENTE:

https://www.msn.com/es-pe/noticias/tecnologia/la-nasa-avista-un-objeto-similar-a-tabla-de-surf-desplaz%C3%A1ndose-r%C3%A1pidamente-cerca-de-la-luna/ar-BB1ltp72?ocid=entnewsntp&pc=U531&cvid=3cd162d1344d4376908b66f38be7a073&ei=27#


sábado, 27 de enero de 2024

Hemos encontrado una enorme reserva de agua en Marte. Tan grande como para inundar el planeta o llenar el mar Rojo

 ·        La sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea detectó hielo de agua en Medusae Fossae

·        Es la mayor cantidad de agua encontrada lejos de los polos


Publicado por Matías S. Zavia

18 Enero 2024


Estamos lejos de poner un pie en Marte, pero ya sabemos de dónde sacar el agua si en algún momento aterrizamos cerca del ecuador.

La sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA) estudió hace 15 años una gigantesca formación geológica que se extiende a lo largo de miles y miles de kilómetros por el ecuador del planeta rojo.

Sabíamos que la formación Medusae Fossae ocultaba depósitos blandos, pero no teníamos claro de qué estaban hechos esos depósitos. Un nuevo estudio revela que son capas subterráneas de hielo de agua de hasta 3,7 kilómetros de espesor, la mayor cantidad de agua jamás encontrada lejos de los polos.

El estudio actualiza las observaciones de 2007 con datos de radar más recientes registrados también por la sonda Mars Express. Las señales son similares a las de los casquetes polares de Marte, que contienen hielo de Pero los científicos no estuvieron seguros con Medusae Fossae hasta agua.darse cuenta de su profundidad.

No puede ser otra cosa



Mapa de los depósitos de hielo de agua de Medusae Fossae en Marte

Los depósitos están cubiertos por una capa de polvo y ceniza de varios cientos de metros de espesor. Si todo fuera una enorme pila de polvo, se compactaría por efecto de su propio peso. Pero el material que hay debajo no es tan denso.

"Cuando modelamos cómo se comportarían diferentes materiales diferentes al hielo, nada reprodujo las propiedades de la formación Medusae Fossae: necesitábamos hielo", explica Andrea Cicchetti, del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia.

Hay tanto hielo, de hecho, que si se derritiera cubriría todo el planeta con una manta de al menos un metro y medio de profundidad. O visto de otro modo, hay tanta agua como para llenar el mar Rojo de la Tierra.

Es imposible que toda esa agua se haya formado con el clima actual de Marte. Sabemos que antes de ser un mundo árido, el planeta tenía océanos y ríos. Ahora debemos resolver un nuevo misterio: cuándo y cómo se formó la enorme reserva de agua bajo Medusae Fossae.

 

FUENTE:

https://www.xataka.com/espacio/hemos-encontrado-enorme-reserva-agua-marte-grande-como-para-inundar-planeta-llenar-mar-rojo?fbclid=IwAR0aCLM-CvX3tGzzNBMMNl7HZvCbW0Sv7mTfdYo-RFaQDe52RfPH8GrkL4U

 

VIDEO

 


 

FUENTE

video de RTV Noticias

viernes, 19 de enero de 2024

La posibilidad real de que una civilización alienígena detecte vida en la Tierra

Un nuevo estudio publicado en el diario científico 'Acta Astronáutica' especula sobre la posibilidad de que otra civilización pueda detectar vida inteligente en la Tierra

Una nave en órbita en un planeta de una civilización tipo II en la escala Kardashev. (Inteligencia artificial/Novaceno)



Por Jesús Díaz

15/01/2024 - 05:00

¿Qué se requiere para detectar vida inteligente como la que existe en la Tierra en el cosmos? Es la pregunta que se hace el astrofísico Z.N. Osmanov en un estudio científico publicado en el diario científico Acta Astronautica. La respuesta es deprimente.

Según Osmanov —profesor de Física de la Universidad Libre de Tbilisi, Georgia— se necesita el nivel tecnológico de una civilización del tipo II en la escala Kardashev: una especie capaz de aprovechar toda la energía de su estrella usando una esfera de Dyson u otra megaestructura similar. En otras palabras: la humanidad —que todavía no ha llegado ni al tipo I— no puede detectar una civilización interplanetaria a no ser que estos se den a conocer o se produzca un encuentro accidental con una nave alienígena.

El planteamiento de Osmanov tiene sentido y explicaría en gran parte la paradoja que planteó Enrico Fermi, que se preguntaba “dónde está todo el mundo” si teóricamente la vida es abundante en el cosmos.

La pregunta correcta

La humanidad lleva décadas intentando encontrar vida inteligente en el cosmos. En ese tiempo el programa SETI ha barrido una ridícula parte del firmamento intentando detectar señales de radio anómalas. Sólo ahora estamos empezando a considerar otros planteamientos, como la hipótesis de que quizás haya sondas alienígenas que hayan cruzado el sistema solar o incluso colisionado con la Tierra.

Rendering 3D de una Esfera Dyson (Stellaris)

La pregunta y el trabajo de Osmanov parte de varios supuestos sólidos, planteando hipotéticas formas de detección infalibles y luego realizando los cálculos necesarios para llegar a la conclusión de que sólo una civilización del tipo II tendría la capacidad técnica necesaria como para levantar sus ojos al cielo y detectar a otras especies inteligentes aunque éstas no sean avanzadas, como los humanos: “consideramos la cuestión de cómo nuestras construcciones artificiales son visibles para las civilizaciones extraterrestres avanzadas. Tomando la universalidad de las leyes de la física, descubrimos que la distancia máxima donde la detección es posible es del orden de 3.000 años luz y, bajo ciertas condiciones, las sociedades alienígenas avanzadas de tipo II podrían ser capaces de resolver este problema,” afirma el estudio.

Clasificación Tecnológica de las Sociedades Alienígenas

La escala Kardashev es una clasificación de civilizaciones basada en su capacidad de aprovechamiento energético. Las civilizaciones Tipo I son aquellas que consumen toda la energía disponible en su planeta. Las del Tipo II son capaces de utilizar la energía total de su estrella. Las civilizaciones Tipo III, aún más avanzadas, podrían capturar toda la energía disponible en su galaxia.

Ilustración de una supuesta esfera de Dyson

La estimación es que la humanidad está hoy en el punto 0,75, pero nuestra huella en la Tierra es visible desde el espacio observando artefactos humanos que pueden ser detectados por civilizaciones extraterrestres de tipo II a miles de años luz de distancia. Estos objetos serían principalmente grandes infraestructuras y metrópolis como Nueva York o Shanghai, así como grandes canales que pueden ser fácilmente identificados como construcciones. Para detectar estos objetos desde más allá de la órbita de la Tierra, sin embargo, se necesitan telescopios ópticos de alta potencia con una resolución angular extrema que sólo una civilización de tipo II puede fabricar, asegura Osmanov.

Distancia máxima

Utilizando la Ecuación de Drake —que estima la cantidad de civilizaciones extraterrestres en nuestra galaxia— Osmanov calcula que debería haber alrededor de 650 civilizaciones avanzadas en la Vía Láctea para que una de ellas esté lo suficientemente cerca de la Tierra como para poder detectar nuestras estructuras del tamaño de las Pirámides. Para estructuras modernas más grandes, como las metrópolis, el número de civilizaciones debería ser mucho mayor. A una distancia de hasta 3.000 años luz, dice Osmanov, una civilización debería tener la habilidad de construir un telescopio de varios millones de kilómetros de diámetro para detectar las pirámides.


Si tuviéramos el telescopio adecuado podríamos ver la huella de cualquier civilización alienígena. (Inteligencia artificial/SDXL/Novaceno)

La resolución angular de un telescopio depende de su diámetro, lo que significa que para resolver ángulos muy pequeños se necesitan telescopios extremadamente grandes. Aquí es donde entra en juego la interferometría de muy larga base, una técnica que implica el uso de al menos dos telescopios separados por una gran distancia. Esta técnica permite crear efectivamente un "telescopio virtual" mucho más grande que cualquier telescopio físico. Osmanov también apunta a que las sociedades alienígenas avanzadas de tipo II podrían utilizar computadoras cuánticas basadas en agujeros negros artificiales para registrar señales con escalas de tiempo inferiores a un segundo (fracciones infinitesimales, de hecho) algo actualmente imposible para la humanidad. Estas computadoras ampliarían significativamente las capacidades de detección de estas civilizaciones, afirma.

Anillos de gravedad de Einstein

Actualmente la humanidad no está trabajando en nada similar. Como máximo tenemos el telescopio de gravedad de Stanford, un instrumento que permitirá, por primera vez en la historia, ver un planeta en otro sistema solar en detalle. Tanto detalle —en la escala de decenas de kilómetros por pixel— que sus inventores aseguran que podremos observar continentes, océanos, nubes y hasta volcanes en activo. De hecho, afirman que podremos ver cómo se mueve la atmósfera mientras el exoplaneta gira alrededor de su estrella madre.

Una civilización de tipo II puede tener telescopios capaces de ver las pirámides como se ven desde la estación espacial internacional. (NASA)

Ese proyecto es uno de los tres que ha pasado a la fase 3 de financiación en el Instituto de Conceptos Avanzados de la NASA y sus inventores han publicado recientemente un nuevo estudio en el diario científico The Astrophysical Journal donde ofrecen nuevos detalles sobre cómo planean hacerlo realidad.

Este telescopio espacial no usará lentes convencionales sino que explotará un fenómeno conocido como Anillo de Einstein. Estos anillos se pueden observar en torno a cualquier objeto masivo en el espacio, desde una estrella a una galaxia. La gravedad creada por la masa deforma la luz que proviene de objetos muy lejanos situados detrás de la misma desde el punto de vista del observador, ampliándola y creando un anillo. Utilizando un algoritmo, este anillo se puede volver a recomponer, transformando una imagen deformada en una imagen normal. El James Webb, el Hubble y muchos observatorios terrestres ya utilizan este efecto con galaxias, revelando otras galaxias tan lejanas que no podríamos ver con el uso directo de los espejos y sensores actuales.

Tarea de titanes

El problema está en que, para poder aprovecharse del Anillo de Einstein que puede ‘generar’ nuestro sol, el telescopio debe estar a una distancia mínima de entre 550 y 1.000 unidades astronómicas (AU). Básicamente, la misión buscaría poner el instrumento a 14 veces la distancia del Sol a Plutón, suficiente para poder investigar los miles de planetas que sabemos están en el rango de los 100 años luz de distancia. Constaría de una constelación de mini-satélites modulares —que para recortar costes se enviarán como carga en otros vuelos de cohetes— que se ensamblarán en el espacio de forma autónoma, como si fueran bloques de Lego.

De esta forma, afirman, podemos tener una misión lista para operar en apenas una década desde su lanzamiento. Una vez en su punto de observación, el telescopio operaría básicamente de forma autónoma usando inteligencia artificial y siguiendo una lista de objetivos preestablecida. El motivo de esta autonomía es que, a la distancia operativa, las comunicaciones entre el telescopio y la Tierra tardarán unas 63 horas. Para maniobrar, el instrumento podría utilizar motores de iones durante los diez años que dure la misión científica.

Concepto del telescopio ya ensamblado.

Ahora mismo, la sonda Voyager 1 —el objeto de origen humano más alejado de la Tierra— está a 156 AU después de 44 años de viaje. Así que el primer problema estará en acortar el tiempo de viaje. Ahora mismo no existe la tecnología —como los motores de fusión directa— para acelerar un telescopio del tamaño del Hubble a la velocidad de 20 AU por año, el mínimo que consideran aceptable. Así que en vez de enviar un solo telescopio como el Hubble o el Webb, el equipo quiere enviar varios pequeños satélites modulares hacia el Sol, utilizando su efecto de asistencia gravitatoria combinado con velas solares para alcanzar el punto de observación en un tiempo aceptable.

Es un trabajo realmente titánico y aún así sólo podríamos ver un planeta de unos pocos píxeles, una resolución insuficiente para ver estructuras planetarias. Todavía nos quedan milenios antes de llegar al punto tecnológico en el que podamos enfocar nuestros ojos en un planeta y encontrar señales inequívocas de construcciones de otras civilizaciones. Hasta entonces, tendremos el proyecto Galileo y SETI.

FUENTE:

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/novaceno/2024-01-15/pueden-alienigenas-detectar-civilizacion-terrestre_3810143/




 

SEGÚN ASTRÓNOMOS BRITÁNICOS Los rumores que afirman que el James Webb ha encontrado evidencia de vida alienígena

Astrofísicos británicos aseguran que el Webb puede haber encontrado evidencias sólidas de vida fuera del sistema solar y que los resultados se conocerán este mismo año

Ilustración del posible aspecto del planeta K2-18b. (ESA/Hubble, M. Kornmesser)



Por Omar Kardoudi

17/01/2024 - 13:12 Actualizado: 19/01/2024 - 21:28

Los 10.000 millones de dólares que ha costado el telescopio espacial James Webb (JWST) estarán amortizados si es capaz de detectar vida fuera de la Tierra por primera vez en nuestra historia. Muchos astrofísicos están diciendo que ya lo ha hecho y que se sabrá en pocos meses, mientras que otros prefieren esperar hasta que se muestren evidencias irrefutables para abrir el champán.

El medio británico The Spectator ha publicado recientemente un artículo titulado Have we just discovered aliens? (¿Acabamos de descubrir extraterrestres?) en el que se hace eco de las declaraciones de varios eminentes astrofísicos del Reino Unido.

En un programa de la BBC se le preguntó a Dame Maggie Aderin-Pocock, investigadora del Departamento de Física y Astronomía del University College de Londres, qué cree que está por venir en este 2024. Su respuesta fue sorprendente: “Creo que vamos a descubrir vida extraterrestre".

Mientras tanto la popular astrofísica británica, Becky Smethurst, youtuber e investigadora de la Universidad de Oxford, comentó recientemente en uno de sus vídeos algo muy similar. "Creo que vamos a tener un artículo que afirma haber obtenido pruebas sólidas de una biofirma en la atmósfera de un exoplaneta muy, muy pronto. Digamos que está en mi cartón de bingo para 2024".

Además, el astronauta británico Tim Peake echó más leña al fuego en una entrevista para la CNBC: "Potencialmente, el telescopio James Webb podría haber encontrado ya [vida extraterrestre]... lo que ocurre es que no quieren publicar o confirmar esos resultados hasta que puedan estar completamente seguros, pero hemos encontrado un planeta que parece emitir fuertes señales de vida biológica".

La NASA dice que “todavía no”

Ante este optimismo tan poco característico de los británicos, los estadounidenses están siendo esta vez los más precavidos. Eric Berger, editor de la sección de espacio de Ars Technica, ha preguntado al equipo de la NASA responsable del telescopio Webb si es cierto que hay pruebas sólidas de vida en otro planeta fuera del sistema solar. La respuesta fue “no”, aunque de las declaraciones se entiende que es más bien un “todavía no"

"JWST no ha encontrado pruebas definitivas de vida en un exoplaneta", afirma para el medio estadounidense Knicole Colón, científica adjunta del proyecto Webb y experta en la ciencia de exoplanetas. "Se prevé que las observaciones del JWST puedan conducir a la identificación inicial de posibles biofirmas que podrían hacer más o menos probable la habitabilidad de un exoplaneta determinado. Serán necesarias futuras misiones para establecer de forma concluyente la habitabilidad de un exoplaneta." 

Berger asegura que Colón se refiere al K2-18 b, un exoplaneta 8,6 veces más masivo que la Tierra que se encuentra a 120 años luz de nuestro Sistema Solar. Este planeta ya se estudió por el Hubble y ahora el Webb ha encontrado algunos signos esperanzadores. El K2-18 b puede ser un exoplaneta hioceánico, lo que quiere decir que tiene océanos de agua en su superficie y una atmósfera rica en hidrógeno. Entre las moléculas encontradas por Webb en su atmósfera estaba el sulfuro de dimetilo, un compuesto orgánico que emite el fitoplancton en los océanos de la Tierra como parte de su proceso metabólico. 

En nuestro planeta éste compuesto solo lo producen organismos vivos y si se demuestra su presencia fuera del sistema solar sería una pista clave para la búsqueda de vida alienígena. La respuesta definitiva a este dilema requerirá más datos y, posiblemente, nuevos instrumentos, como explica Colón. Pero, sea como sea, no tardaremos demasiado en conocer la respuesta.

Actualización: Becky Smethurst ha matizado sus declaraciones en X: "Resulta que los entusiastas de los ovnis y luego, extrañamente, The Spectator, se han aprovechado de algo que dije en un vídeo de YouTube. Dije que en 2024 podríamos asistir a la afirmación de que han encontrado una biofirma en la atmósfera de un exoplaneta con JWST [el telescopio espacial James Webb]. Esto fue sólo una conjetura entusiasta y esperanzada". Y luego continúo en otro tuit: "El salto de 'posible bioseñal' a 'alienígenas' es ridículo. Por biofirma, estamos hablando de una pequeña molécula en la atmósfera de un exoplaneta que es lo suficientemente grande como para que JWST pueda hacer esto. No de alienígenas en un planeta rocoso".

FUENTE:

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/novaceno/2024-01-17/james-webb-puede-haber-encontrado-planeta-con-vida_3812768/