martes, 11 de junio de 2019

EL NUEVO OVNI SECRETO CHINO TIENE A TODOS LOS PAÍSES EN VILO, ¿INGENIERÍA INVERTIDA?


PUBLICADO - 4 febrero, 2019

Desde hace muchos países como Rusia, China y Estados Unidos han estado particularmente interesados en los OVNIS, haciéndolo un tema de interés popular en todo el mundo. Sin embargo, para nadie es un secreto que algunos de los inventos actuales se han inspirado en estos supuestos objetos. Es aquí cuando aparece el protagonismo de China, anunciando un platillo volador creado especialmente para lidiar con la tercera guerra mundial.


Un avión militar

Hace poco hubo un escándalo en China debido a que salieron a relucir las imágenes de su nuevo avión de guerra o combate, creado especialmente para poder intervenir en los terrenos más difíciles en los que se ejecute la guerra en cuestión. Básicamente, se trata de un avión de espionaje con una tecnología asombrosa. Se le ha dado el nombre de Sky Hawk.

Se estima que este dron se ha creado con la intención de captar imágenes nítidas de lo que ocurre realmente en la guerra, obtener información del enemigo, además de que puede volar sumamente lejos en poco tiempo. Esto es algo que alarmó bastante a las autoridades de Estados Unidos, pues podría tener grandes consecuencias.


Extraño platillo volador

Es evidente que este acontecimiento ha resultado bastante extraño para la comunidad en general, especialmente porque la aparición de un “OVNI” creado por China puede ser bastante peligroso. Debemos aclarar que OVNI significa “Objeto Volador No Identificado”, que, además, no hace referencia únicamente a los platillos voladores, sino a todo lo que no se ha identificado antes. Como estrellas o materia extraña.


¿Existen los OVNIS?

Se estima que las anécdotas de platillos voladores pueden ser equivalente a muchos otros mitos de religiones antiguas o secuestros, que es lo que afirman investigadores de la talla de Jacques Vallée. No obstante, se ha visto a entidades de gran alcance social, como los medios de comunicación, participar en estos sucesos, pues el avistamiento de OVNIS se ha vuelto bastante común en los últimos días.

Es evidente que es algo que en muchas ocasiones ha logrado captar el interés de mucho, aunque aún se tenga información concreta. Sin duda, China logró llamar la atención del mundo. Ahora que se ha construido un avión con las similitudes reales de los estereotipos que tenemos de los OVNIS o platillos voladores se ha vuelto para nosotros una situación tangible.


¿China tuvo, en algún momento, algún contacto con alguno de estos objetos voladores no identificados para copiarse de su anatomía? Es algo que no podemos asegurar, son solo conjeturas, pero es completamente posible.

FUENTE:


sábado, 25 de mayo de 2019

RECUERDOS DEL FUTURO – Erich Von Däniken


Publicado por Arturus 

Con este paradójico y sugestivo título se daba a conocer, allá por finales de los 60, un curioso personaje de sonoro nombre, hostelero suizo para más señas, reconvertido en investigador y divulgador de, llamémoslo así, anomalías históricas y fenómenos no explicados. No fue el primero pero sí seguramente uno de los de más éxito de una saga de escritores en la que figuran nombres como Charles Berlitz, Peter Kolosimo, Immanuel Velikovsky, Andreas Faber-Kaiser, J.J. Benítez y otros muchos. Hoy en día, a sus 81 años y con cerca de treinta libros escritos, sigue defendiendo sus polémicas tesis acerca de las visitas alienígenas a la Tierra en épocas remotas y las explicaciones que ha dado del origen de ciertas piezas arqueológicas, según él no suficientemente bien documentado por la ciencia oficial.

Recuerdos del futuro apenas sobrevive hoy en el mercado de segunda mano y en las ferias de libros antiguos y de ocasión y es relativamente fácil de encontrar en la edición de la ya desaparecida colección «Otros Mundos», con su característica cubierta verde. Básicamente, la tesis principal de esta obra es que razas extraterrestres visitaron la Tierra en la remota antigüedad y sus miembros fueron tomados por dioses, dando origen así a las distintas religiones. Basándose en similitudes existentes entre antiguos escritos y epopeyas como el Gilgamesh de los sumerios o el Majabhárata hindú, y en ciertos libros del Antiguo Testamento como el de Ezequiel o el relato de la destrucción de Sodoma y Gomorra, concluye que los autores fueron testigos de la llegada de los «dioses» en estruendosas naves espaciales aureoladas de fuego, capaces de desplazarse por el aire y el espacio. Consecuentemente, estas visitas habrían dejado huellas de su paso en forma de artefactos y construcciones muy avanzados para su época y que, según el autor, sólo se explican por la influencia de tecnología extraterrestre, a pesar de que la arqueología y la Historia dan, en la mayoría de los casos, una explicación racional y plausible.

Así pues, a lo largo de las páginas del libro, Von Däniken nos lleva por toda clase de vestigios históricos, desde las ciudades de Tiahuanaco y Sacsayhuamán, en Bolivia y Perú respectivamente, hasta las pirámides egipcias, pasando por las ruinas mayas, las famosas líneas de Nazca y los moais de la Isla de Pascua. Según afirma, todas estas grandiosas manifestaciones arquitectónicas y escultóricas comparten la imposibilidad de su realización por manos humanas, así que debieron contar con ayuda extraterrestre. Por supuesto, hay también otros indicios, como los llamados «ooparts» (out of place artifacts en inglés), objetos fuera de contexto histórico y que son de todo tipo: supuestas representaciones de aviones modernos como el pájaro de Saqqara, el pilar de hierro de Delhi apenas oxidado tras más de 1500 años, las supuestas lámparas de Dendera (Egipto) que representarían bombillas en pleno siglo IV a. de C., la famosa representación del «astronauta de Palenque», un personaje maya pilotando lo que semeja una nave espacial, las figuras Dogū japonesas que parecen extraños astronautas, el mapa del almirante otomano Piri Reis con sus representaciones de tierras desconocidas en su época o, en fin, las perfectamente pulidas y enormes esferas precolombinas de Costa Rica. Todos estos y otros muchos objetos y representaciones comparten un rasgo común que permite asimilarlos fácilmente a las fantásticas teorías de Von Däniken y demás autores de la misma línea: su ambigüedad, que hace que uno quiera ver con ojos actuales y, por tanto, deformantes, lo que en el pasado era algo perfectamente lógico para los contemporáneos, como astronautas en lugar de figuras de demonios, pistas de aterrizaje en lugar de senderos rituales o aviones en vez de representaciones estilizadas de aves y peces.

Por lo demás, el estilo del autor resulta algo farragoso y repetitivo, alternando continuas enumeraciones de los citados vestigios históricos inexplicables con interpolaciones de textos antiguos a modo ilustrativo, numerosas críticas a la miopía intelectual de los científicos y estudiosos de la Historia, datos y estadísticas astronómicas y opiniones propias y ajenas sobre los temas tratados, incluyendo una breve entrevista a Wernher Von Braun en la que este manifiesta que el ser humano estaría en condiciones de alcanzar Marte en los años 80, aunque, como era de esperar, se muestra muy cauteloso acerca de lo referente a la vida alienígena inteligente tal y como la plantea el autor. Además, al menos en la edición que he manejado, no se incluye ni una sola fotografía, esquema o ilustración, algo elemental al tratar estas materias. A pesar de todo, este libro resultó ser un auténtico best seller en su momento en muchos países y se ha convertido en libro de culto para los aficionados a los temas de misterio. Von Däniken y otros autores escribirían muchos más libros del mismo tenor, pero Recuerdos del futuro fue de los primeros y permanece como ejemplo de una visión alternativa de la Historia y las religiones que, pese a sus incongruencias y falta de rigor científico, ha cautivado a muchísima gente y se ha convertido casi en un icono de la cultura popular.

FUENTE:

NOTA:
El libro fue escrito en  1968 por el autor suizo Erich von Däniken (nacido en 1935).

sábado, 18 de mayo de 2019

¿POR QUÉ LOS EXTRATERRESTRES NO RESPONDEN LOS MENSAJES DE LA TIERRA?


Desde hace décadas, científicos de todo el mundo envían mensajes al cosmos con la esperanza de contactar alguna civilización extraterrestre

Para escrutar la posible presencia de actividad inteligente se usan técnicas como las frecuencias de radio, los rayos láser o los objetos artificiales en órbita frente a las estrellas. (Foto: Pixabay)

PUBLICADO: Redacción EC, 24/3/2019

La organización METI, que intenta comunicarse con vida extraterrestre, reunió este sábado en París a varios científicos para debatir por qué, a pesar de numerosos intentos, los extraterrestres siguen sin responder a los mensajes de la Tierra.

"Cuando se intenta entender mejor el universo, la cuestión de saber si estamos solos es ineludible", explicó a la AFP Florence Raulin-Cerceau, doctora en astronomía y profesora del museo francés de historia natural.

La organización internacional Messaging Extraterrestrial Intelligence (Enviando Mensajes a la Inteligencia Extraterrestre, METI), con sede en San Francisco, se dedica a enviar mensajes a otros planetas.

Según su presidente, Douglas Vakoch, hay que debatir también de la falta de respuesta a pesar de que "buscamos algo que no sabemos si existe".

"¿Donde están?" se preguntó en 1950 el físico y premio Nobel Enrico Fermi cuando estaba hablando con sus colegas sobre la vida extraterrestre en el refectorio del laboratorio nacional de Los Álamos (Estados Unidos).

Para él era sorprendente no haberse cruzado con extraterrestres teniendo en cuenta la inmensidad del universo y la edad de la galaxia. Una pregunta que se conoce como "la paradoja de Fermi".

Desde entonces ha habido muchos intentos de contacto, como el programa Breakthrough Listen, liderado por físicos de la Royal Society Science Academy de Londres, o las investigaciones del instituto SETI (Search for Extraterrestrial Intelligence) en California.

Para escrutar la posible presencia de actividad inteligente se usan técnicas como las frecuencias de radio, los rayos láser o los objetos artificiales en órbita frente a las estrellas, como las esferas de Dyson.

Sin embargo se trata de "investigaciones muy muy recientes", asegura Florence Raulin-Cerceau, y recuerda que se necesitarán varias generaciones antes de tener respuestas.

"La formación de la Tierra son 4.650 millones de años y la investigación extraterrestre solo 40 años", explica Cyril Birnbaum, responsable del planetarium del museo de la ciencia de París, que para 2020 prepara una película sobre la paradoja de Fermi.

Efecto Cristobal Colón

Aunque la búsqueda de vida extraterrestre todavía no ha dado resultados, nuestro conocimiento del universo ha cambiado totalmente.

En 2014, los astrónomos descubrieron el exoplaneta (o planeta extrasolar) Kepler-186f, considerado un 'primo' de la Tierra situado en la "zona habitable" de su estrella, allí donde la temperatura permite la presencia de agua en estado líquido, indispensable para la vida.

Desde entonces se acumulan los descubrimientos que confirman que la Tierra no es una excepción en la galaxia.

"La inteligencia apareció varias veces en la Tierra de manera independiente en distintos grupos", explica Jean-Pierre Rospars, director de investigación del instituto INRA, citando los cuervos, los cetáceos o los primates.

"Esto demuestra que la aparición de la inteligencia en la evolución no es un accidente propio a la Tierra sino una especie de norma", añade.

Pero no todo el mundo comparte esta idea. Algunos creen que la aparición de la inteligencia es más bien el el resultado de varias circunstancias que difícilmente se podrán reproducir.

"No hay ninguna razón para pensar que los humanos han llegado al nivel cognitivo más alto posible", explica Rospars. Esta diferencia entre niveles cognitivos explicaría porque no hay comunicación posible.

Otra explicación sería que los extraterrestres prefieren no decir nada por el miedo a la desestabilización que provocaría el contacto.

"Si los extraterrestres nos visitan un día, pienso que el resultado sería parecido a lo que se produjo cuando Cristobal Colón llegó a América, un resultado realmente poco positivo para los indios", dijo en 2010 el físico y cosmólogo británico Stephen Hawking.

Nicolas Prantzos, un astrofísico francés del centro de investigación CNRS, da otra hipótesis para explicar este silencio.

Teniendo en cuenta la edad avanzada del universo "es muy posible que miles de civilizaciones hayan podido nacer y vivir durante miles de año pero estando solas".

Sólo hay algo seguro, según Florence Raulin-Cerceau. "Si encontramos vida extraterrestre, aunque solo sea bacteriana, será un enorme paso para la ciencia y la reflexión sobre el lugar de la vida en el universo".

AFP

FUENTE:

LA NUEVA TEORÍA EXPLICA CÓMO SE COMUNICAN LOS EXTRATERRESTRES Y POR QUÉ NO PODEMOS ENCONTRARLOS

Pese a los esfuerzos de científicos de todo el mundo, aún no nos podemos poner en contacto con alguna civilización extraterrestre

(Foto: Pixabay)

PUBLICADO: 18.05.2019

Es uno de los temas que más curiosidad causan entre las personas. También una buena parte de científicos esperan, en algún momento, poder ponerse en contacto con algún tipo de vida extraterrestre.

Lejos de la creencia de ciencia ficción, es un consenso entre los astrónomos que en alguna parte del Universo, entre las miles de millones de estrellas y planetas, haya alguna sociedad inteligente que podamos conocer.

Pero no hemos tenido ningún éxito pese a que los científicos exploran el espacio con telescopios y otras técnicas. Para algunos astrónomos, lo que sucede es que aún no contamos con la tecnología necesaria para poder detectar las señales disponibles en el espacio, pero también consideran que esto es cuestión de tiempo.

En esa línea se encuentra un equipo de científicos de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia. Ellos plantean que es muy probable que los extraterrestres tengan algún tipo de tecnología capaz de generar ondas gravitacionales, "ondas" generadas por eventos astronómicos muy grandes como supernovas, algo similar a lo que ocurre cuando una piedra cae sobre el agua.

La ciencia ficción está llena de teorías sobre contacto con extraterrestres, pero aún la humanidad no ha podido entrar en contacto con ningún sociedad fuera del planeta. (Foto: AFP)


"Una civilización suficientemente avanzada puede haber colocado tecnología en órbita de este agujero negro (en el centro de la Vía Láctea) para estudiarlo, extraer energía de él y/o con fines de comunicación. En cualquier caso, su movimiento orbital será necesariamente una fuente de ondas gravitacionales", señala Marek Abramowicz, líder de la investigación prepublicada por la Universidad de Cornell.

Abramowicz afirma que solo es necesario hacer cambios mínimos en los aparatos del proyecto LISA, el detector de ondas gravitacionales de la Agencia Espacial Europea, que será lanzado en 2034, para poder captar señales transmitidas por estas sociedades extraterrestres avanzadas.

LISA funcionará como un detector de ondas gravitacionales a 2,5 millones de km de la Tierra. El equipo de Abramowicz plantea que con los cambios que sugieren se podrá entrar en contacto con vida inteligente.

De acuerdo a su investigación, estas sociedades usan las ondas gravitacionales porque "una vez emitidas, viajan a través del espacio sin ser prácticamente perturbadas".

Por ello, proponen que usar las misiones espaciales destinadas a estudiar Sagitario* también como un "mensajero" que pueda captar las señales en el espacio existentes en el espacio.

FUENTE:
https://elcomercio.pe/tecnologia/ciencias/nueva-hipotesis-comunican-extraterrestres-encontrarlos-mexico-argentina-colombia-noticia-635617?fbclid=IwAR3TcDj-Ky-KvDrFCqWdIUiwY8u2tJpAlVrbpGpFLlJv8l8s3z0C9Ohb5pQ

jueves, 25 de abril de 2019

¿OVNIS A LA VISTA? LA MARINA DE EE. UU. PRESENTA PAUTAS PARA QUE PILOTOS INFORMEN SOBRE ENCUENTROS CON OBJETOS NO IDENTIFICADOS


PUBLICADO: 25 ABRIL, 2019.







Washington (CNN) — Los pilotos de la Marina de Estados Unidos que crean que han visto objetos voladores no identificados ahora tendrán un medio detallado para informar eventos inexplicables y que los militares puedan realizar un seguimiento de lo que puede o no haber sucedido.

“La Marina está actualizando y formalizando el proceso mediante el cual se puede informar a las autoridades competentes de cualquier sospecha de incursiones”, dijeron en un comunicado.

“Se está redactando un nuevo mensaje para la flota que detallará los pasos para la presentación de informes”, agrega el comunicado.


Politico fue el primero en reportar este desarrollo.

La Marina no cree que los extraterrestres estén sobrevolando el espacio aéreo de EE.UU., dijo un oficial de la Marina a CNN. Pero ha habido “en los últimos años una serie de informes de aeronaves no autorizadas y / o no identificadas que ingresan en varios rangos controlados por el ejército y en el espacio aéreo designado”, según el comunicado.

“Este tipo de incursiones puede ser tanto un riesgo para la seguridad y representar un peligro tanto para la Marina como para la Fuerza Aérea. Por razones de seguridad y protección, la Marina y la Fuerza Aérea toman estos informes muy seriamente e investigan todos y cada uno de ellos”.

La nueva política estandarizará cómo se reportan los incidentes y qué datos de radar u otros se pueden recopilar para que los militares puedan almacenar a largo plazo para un análisis más profundo, dijo el oficial de la Marina.

Por separado, un oficial militar de alto rango le dijo a CNN que algunos de los avistamientos recientes son de programas de aviación militar altamente clasificados que están realizando pruebas en el oeste de Estados Unidos.

Debido a que los avistamientos han atraído la atención del público, oficiales superiores de inteligencia de la Marina han informado al Congreso, así como a los aviadores sobre los peligros de seguridad.

El Pentágono ha financiado intermitentemente durante varias décadas varios esfuerzos para evaluar incursiones y fenómenos inexplicables, pero el último esfuerzo oficial se cerró en 2012.

Un exfuncionario del Pentágono, quien dirigió el programa y renunció en protesta cuando finalizó, dijo a CNN en 2017 “que hay pruebas muy convincentes de que no podemos estar solos”.

Luis Elizondo dejó en claro que no podía hablar en nombre del gobierno, pero dejó entrever que había evidencia que le impedía descartar la posibilidad de que naves alienígenas visitaran la Tierra.

“Estas aeronaves, las llamaremos aeronaves, muestran características que no se encuentran actualmente dentro del inventario de EE. UU. ni en ningún inventario extranjero del que tengamos conocimiento”, dijo Elizondo sobre los objetos que investigaron.

Dijo que el programa buscaba identificar lo que se había visto, ya sea a través de herramientas o informes de testigos presenciales, y luego “determinar y determinar si esa información es una amenaza potencial para la seguridad nacional”.

“Hemos encontrado mucho”, dijo Elizondo.

El exfuncionario del Pentágono dijo que identificaron aeronaves “anómalas” que estaban “aparentemente desafiando las leyes de la aerodinámica”.

“Cosas que no tienen ningún servicio de vuelo obvio, ninguna forma obvia de propulsión y maniobra de forma que incluyan una maniobrabilidad extrema más allá de lo que yo diría, las fuerzas G sanas de un humano o cualquier cosa biológica”, dijo Elizondo.

FUENTE Y LINK DONDE SE PUEDE VER EL VIDEO



martes, 26 de marzo de 2019

EL SECRETO DE LA MONTAÑA: UN ENIGMÁTICO GEOGLIFO EN LIMA [VIDEO]


Fue fotografiado hace 70 años pero recién hoy se pudo ubicar un enigmático geoglifo en forma de trapecio, muy similar a los de Nasca, pero dos mil años más antiguo. Está ubicado en el cerro Huatocay, en las estribaciones andinas del cono norte de Lima. En el recorrido también se descubrió un bello reloj solar de piedra.

PUBLICADO : PERU SORPRENDENTE
REDACCIÓN LA REPÚBLICA 30 ABRIL,2017.

1. Fotografía del geoglifo tomada en 1994/ 2. El monumental geoglifo a vista de drone. La base mide 80 metros y los lados 330 metros.

El 19 de mayo de 1944, mientras realizaba el primer registro aéreo de la frontera agrícola en el valle del Chillón, un aviador vislumbró una extraña “pista de aterrizaje” suspendida en una meseta de la montaña Huatocay.

La espectacular fotografía quedó archivada hasta que fue recuperada y publicada en revistas de arqueología e identificada como un monumental geoglifo, solo comparable con las célebres líneas de Nasca. Se creyó que había desaparecido ante el avance urbanístico de la capital peruana.

Setenta años después de su avistamiento, arqueólogos del Ministerio de Cultura lograron ubicarla gracias a las imágenes satelitales de Google Earth. En esta expedición participó Jonathan Palacios, experto en arqueología de los primeros habitantes de Lima Metropolitana. El grupo logró medir el “trapecio”: 330 metros de largo y 80 de ancho. Sus lados son muros de piedra que ahora lucen derrumbados por el tiempo, las lluvias y los terremotos. En los alrededores, un sinnúmero de construcciones son la evidencia de que la zona fue muy trajinada hace cuatro mil años, cuando se construyó el Geoglifo de Huacotay.

De lejos, es el geoglifo más antiguo del Perú prehispánico.

Tan cerca y tan lejos

Palacios también acompañó la expedición que organizó La República y Perú Sorprendente (*). Luego de un corto viaje a los extramuros del Cono Norte de Lima, distrito de Carabayllo, cruzamos a la otra orilla del río Chillón, hasta la falda del cerro. En el accidentado ascenso comprobamos que el Huatocay es como una pequeña cordillera con picos y quebradas profundas. A mitad del camino, la temible camanchaca (neblina) interrumpió nuestra ruta y nos desorientó. Pero no hay niebla que obstruya una buena brújula. Siempre en dirección oeste salimos por una quebrada aún verde, por las recientes lluvias de El Niño Costero, que nos llevó directo a la primera sorpresa: Una cuadrícula de piedras construida como una estrella de cuatro puntas. Al interior una enorme huanca (piedra sagrada) que debió funcionar como "aguja" para medir las sombras del Sol en su movimiento diario.

Mientras tomábamos las imágenes de rigor y el drone daba vueltas sobre nosotros,  la niebla desapareció casi por encanto y nos permitió comprobar que estábamos exactamente bajo la meseta del geoglifo.

Las líneas del Chillón

Hoy sabemos que el cerro Huatocay apunta hacia Carabayllo y hacia Ancón. Por un lado es rocoso y con profundas quebradas. Por el otro está casi cubierto de dunas. También sabemos que es el apu o cerro tutelar de las culturas que se desarrollaron en Ancón y en la zona baja del valle del río Chillón.

La existencia de este reloj solar y el enorme geoglifo le da otra perspectiva a la montaña. Más aún si consideramos que el monumental geoglifo apunta directamente al complejo arqueológico de Buena Vista,  a orillas del río Chillón, donde el doctor Robert Benfer Jr. identificó una serie de antiquísimos dispositivos arquitectónicos para observaciones astronómicas.
  
Trapecio milenario

Visto desde el aire, el geoglifo de Huatocay semeja un trapecio similar a los de Nasca, pero dos mil años más antiguo.

Sucede que dos mil años antes de nuestra era  se dio una convulsión climática que planteó la necesidad de desarrollar observaciones astronómicas, y el establecimiento de calendarios para tratar con sequías y temporadas de lluvias difíciles de predecir.

Para Jonathan Palacios, la predicción de fechas "es muy importante y de uso práctico y ritual. Hablamos de Calendarios agrícolas y Calendarios rituales anuales. La predicción del mes de diciembre era muy importante porque tenía que ver con la llegada de las lluvias y el aumento del caudal de los ríos, o en su defecto del Fenómeno El Niño y resultados consiguientes: sequías e inundaciones".

Hoy sabemos que durante el Precerámico Tardío y el Período Cerámico Inicial, fueron construidas varias estructuras monumentales que están astronómicamente alineadas. "El monumental trapecio de cerro Huatocay, con el espacio interno barrido, y delimitado con muros de piedra, es una de ellas", sostiene Palacios.

"Una de las principales funciones de los alineamientos fue el cálculo del tiempo. Alineamientos relacionados con eventos celestes, mediante marcadores astronómicos del paisaje, como las cumbres de ciertas elevaciones y edificaciones y plataformas. La imperiosa necesidad de predecir inundaciones constituyó el aliciente para el desarrollo de un sistema calendárico, como consecuencia del cambio climático de fines del Optimum Climaticum, con tiempos más fríos y secos", añade el destacado investigador, quien dirigió las recientes excavaciones en la Huaca en "U" de Huachipa, donde se demostró el antiquísimo proceso de domesticación del agua que cambió para siempre el paisaje de la actual capital peruana.

Agua domesticada

En los valles de la costa peruana, las escorrentías y la irrigación artificial con canales fueron cruciales para la agricultura. El estudio y registro de los eventos astronómicos ayudó a desarrollar las estrategias de subsistencia, incluyendo el manejo del agua. Fue toda una innovación tecnológica conocida como “domesticación del agua”.

"Así como los egipcios se valían del sol y las estrellas para predecir las periódicas inundaciones del río Nilo, los pobladores de la costa central  peruana observaban el firmamento para afrontar el nuevo régimen climático", explica Palacios.

"La niebla estacional podía hacer difícil la observación del firmamento en la costa. En especial, cuando se usan las estrellas como referentes. Como complemento al observatorio de Buena Vista se acondicionó en un gran espacio abierto, a más de mil metros de altitud en el cerro vecino: un observatorio, principalmente constituido por el enorme geoglifo trapezoidal y en cuyo interior está representado el “mapa” estelar o geoglifo estelar de la Cruz del Sur".

Guamán Poma de Ayala al explicar la función de los “astrólogos de los movimientos” indica que “Miraban el andar del sol, y el ruedo del sol y de la luna para sembrar la sementera, miraban por la mañana el apuntar del sol y el poner del sol y para coger el fruto, romper la tierra, podar, regar y otros beneficios que se hacen. Entendían los filósofos y astrólogos indios…”.

Lo cierto es que los artífices de Huatocay sabían de la la estrecha relación entre la observación de los solsticios y el movimiento de los cuerpos celestes con el inicio y fin de las estaciones; así como con la llegada y culminación de la temporada de lluvias.

Palacios insiste en que "por sus características estructurales, la base del Trapecio sirvió como elemento de contención, no solo para la corriente de agua que bajaba por la pendiente, también para la carga de sedimentos transportada por la misma. Es interesante acotar que por aquella época estaba en práctica un ambicioso programa de creación de superficies de uso agrícola, programa para el cual se hacía uso de las aguas de avenida o corriente lodosa que desciende desde las cabeceras de los valles en épocas de lluvias. Se trata nada menos que del programa de 'construcción' del valle, en marcha nada menos que hace cuatro mil años".

FUENTE Y LINK PARA VER EL VIDEO



sábado, 23 de marzo de 2019

LA VEZ QUE RICHARD NIXON LE MOSTRÓ UNA MORGUE ALIENÍGENA A JACKIE GLEASON


Publicado el 25 de marzo de 2018 
Por Arkantos Khan.

Jackie Gleason fue un comediante y actor estadounidense, una de las estrellas más populares de los primeros años de la televisión, más conocido por su papel en la sitcom The Honeymooners. Amigo del presidente Richard Nixon, con quien compartió su afición por los ovnis y tuvo una experiencia que se podría caratular de otro mundo.


Además de su faceta artística, Gleason tenía una más oculta. Era un gran entusiasta del tema ovni y todo lo relacionado con lo paranormal. De hecho, poseía una gran biblioteca llena de libros dedicados a investigar estos fenómenos —que tras su muerte en 1987 fue donada a la Universidad de Miami—.

El actor también apoyaba al Partido Republicano, algo que, eventualmente, lo llevó a hacer buenas migas con el presidente Richard Nixon, con quien solía jugar al golf y compartir su interés por los ovnis. Y fue justamente durante un viaje a Florida —para ayudar en un evento de caridad que Gleason auspiciaba— que Nixon decidió mostrarle a su amigo una evidencia sólida sobre eso que tanto se especulaba en los libros de investigación ufológica.

En una entrevista con la segunda esposa del comediante, Beverly McKittrick, realizada por Esquire Magazine, ésta reveló que Gleason le había contado que su amigo el presidente le había enseñado cuerpos de extraterrestres.

 Nixon y Gleason jugando al golf.

Según McKittrick, la noche del 19 de febrero de 1973, Gleason llegó tarde a casa. Preocupada, le preguntó dónde había estado. La cara pálida y demacrada de su esposo le hacía pensar que algo grave había ocurrido. Él le contó que había ido a la Base de la Fuerza Aérea Homestead, en cuyo recóndito interior pudo ver cadáveres de alienígenas pequeños, «de apenas medio metro de altura, calvos y con orejas desproporcionadamente largas».

Gleason quedó muy consternado por lo que Nixon dadivosamente le mostró y pensó que la nave de la que provenían los cuerpos no podía haberse estrellado muy lejos de ahí. Base de la Fuerza Aérea Homestead, Miami, EE.UU.

Base de la Fuerza Aérea Homestead, Miami, EE.UU.

En 2003, en una entrevista con Kenny Young, McKittrick aclaró que en aquel entonces su (ex)marido no estuvo para nada contento con que se hubiera filtrado la historia sobre la visita a la base Homestead. A pesar que nunca negó el incidente y que ya estaba separado, este hecho llevó al actor a cortar por completo cualquier lazo con McKittrick.

ALIENS EN CONSERVA

Desde que la historia se hizo pública, los investigadores intentaron obtener más información, pero Gleason se negó a hablar del asunto. No obstante, en una ocasión Larry Warren, uno de los testigos del caso de Rendlesham Forest que visitó al actor en su casa de Westchester County (Nueva York), afirmó que —tragos por medio— Gleason se abrió a hablar sobre lo que había ocurrido aquella noche, afirmando que Nixon lo fue a buscar a su casa, solo y en un auto particular. El presidente habría instado a que lo acompañara porque «le quería mostrar algo».

A Gleason le molestó mucho que su inusual historia con Nixon saliera a la luz pública.

Según relata Warren, Nixon llevó a su amigo a la base Homestead, donde un atónito guardia de seguridad los saludo y dejó pasar. Allí se dirigieron a un edificio bien custodiado. Dentro de él había una serie de laboratorios y, más escondida, una cámara interna llena de contenedores que lucían como «máquinas expendedoras de Coca-Cola con techo de cristal». Dentro de estos contenedores había lo que Gleason creyó al principio unos «niños mutilados». Aunque, en una inspección más cercana, pudo notar que no eran seres humanos y que en realidad parecían de edad bastante avanzada.

Luego de relatarle mayores detalles sobre esta visita a lo que sería una suerte de «morgue alienígena», Gleason dijo a Waren que le generaba mucha rabia que el gobierno de EE.UU. no compartiera con el público esta información.

NIXON, EL BUEN AMIGO

Algunos encuentran difícil de creer que el presidente de turno pudiera eludir a su seguridad para escabullirse en medio de la noche. Sin embargo, en el libro Confessions of an Ex-Secret Service Agent escrito por Marty Venker, un ex agente secreto, el autor afirma no solo que el mandatario puede desaparecer, sino que lo había hecho. Venker escribe que en el mismo año que Gleason tuvo la experiencia (1973), Nixon había intentado en varias ocasiones eludir la invasiva protección del servicio secreto. Jackie Gleason y Beverly McKittrick.

Jackie Gleason y Beverly McKittrick.

Más allá de los testimonios de McKittrick y Warren, no parece haber otras fuentes que le hayan sacado algo más sobre el evento a Gleason, quien jamás negó o confirmó la historia. En cuanto a Homestead, en el libro Behold a Pale Horse, del controvertido teórico de la conspiración William Cooper, se lee que el presidente Eisenhower se reunió con seres extraterrestres en esta misma base, una proclamación que tampoco puede ser probada…

Si la historia de Gleason es cierta, ciertamente Nixon sabía como darle un buen regalo —y susto— a un amigo.

FUENTE:

Artículo publicado en MysteryPlanet.com.ar: La vez que Richard Nixon le mostró una morgue alienígena a Jackie Gleason